jueves, 2 de abril de 2009

Bones!

Después de toda una mañana trabajando arduamente, gracias al tesón de los chicos de cuarto (animados en todo momento por su tutor) ha podido ser reconstruido casi en su totalidad el esqueleto de un antepasado ovejuno.
Aquí tenéis la prueba (pulsad en la foto para ampliarla):